miércoles, 25 de marzo de 2009

Miedo y odio

El otro día A me preguntó si sabía cómo se llamaba el miedo a los judíos, que porque una amiga suya lo padece y quería ponerle nombre. Especifica que lo que su amiga siente "es miedo y no odio o rechazo". Esta precisión me dejó pensando y estuve dándole vueltas en la cabeza. ¿Son tan diferentes el odio y el miedo? ¿Es posible separar ambos sentimientos?

Por supuesto que odio y miedo son dos sentimientos distintos y que por ello tienen nombres diferentes. Sin embargo, creo que ambos están muy relacionados y que incluso están en la raíz del mismo problema. De hecho, la palabra fobia, que suele usarse para nombrar este tipo de sentir, reúne ambos sentimientos en uno solo. Basta con ver la definición que ofrece la Real Academia:

fobia.
(Del gr. -φοβία, elem. compos. que significa 'temor').
1. f. Aversión obsesiva a alguien o a algo.
2. f. Temor irracional compulsivo.

La aversión es un sentimiento que hace rechazar cierta cosa o a cierta persona. Si bien "aversión" no es lo mismo que "odio", hay una relación muy estrecha. La única diferencia es que el odio (al menos según las definiciones de diccionario) se manifiesta con violencia. Pero la aversión está en la definición del odio (según la RAE: "Odio. Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea”). Ahora veamos que nos ofrece María Moliner en su catálogo de palabras afines dentro de la acepción de “aversión”:

Aborrecimiento, adversión, alergia, animadversión, animosidad, *antipatía, *aprensión, asco, cocolía, desvío, encono, escrúpulo, fila, fobia, hincha, hostilidad, incompatibilidad, inquina, malquerencia, maná, odio, ojeriza, omecillo, *oposición, perinquina, prevención, rabia, rencor, repelo, *repugnancia, repulsión, tedio, tirria, usgo, mala voluntad. -> *Detestar, mirar con malos ojos. -> Atravesado, bilioso, *enconoso, esquinado. -> *Contra.

Pero dejemos de lado el análisis semántico de las palabras. En psicoanálisis también existe la teoría de que el miedo y el odio tienen la misma raíz. Freud dice que “desde el comienzo de la vida, es el odio la más antigua de las pasiones humanas, antes que el amor. Este odio, indisociable del miedo, es esencialmente un miedo de sí, una incapacidad de manejar las pulsiones. Miedo y odio comparten la misma raíz, se hallan arraigadas en la fragilidad e indefensión del individuo”.

Partiendo de esta teoría, se podría pensar que, cuando alguien tiene un miedo irracional, éste puede traducirse en odio. Por ejemplo, un conocido mío tiene fobia a las arañas. Les tiene pavor, tanto, que si por él fuera las arañas podrían dejar de existir. Eso ya es odio. Claro, mi conocido no es un psicópata y no llega al extremo de convertirse en un exterminador profesional de arañas. Pero de que las odia no hay duda.

Cuando pensamos en esto en términos sociales, creo que el vínculo entre miedo y odio es el mismo. La xenofobia, que no es más que una patología social, no está muy alejada del miedo. Ángel Rodríguez Kauth, en un capítulo de El miedo, motor de la historia individual y colectiva, señala que los xenófobos temen y temen mucho. No solamente están invadidos de miedos inconscientes, a los que desplazan y niegan reiteradamente hasta llegar a la psicótica renegación, sino que también tienen temores del enemigo.

Por eso creo que decir que se tiene miedo a los negros, a los judíos, a los árabes, a los homosexuales, en fin, al Otro, implica rechazo y odio. Los casos de xenofobia y violencia contra los inmigrantes en la Europa de hoy se deben en gran parte al miedo (miedo a lo desconocido, pero también miedo a verse desplazado, a perder el trabajo, etc.). Uno rechaza porque se siente amenazado por el Otro, porque le teme. Y al final miedo y odio no sólo comparten la misma raíz sino también los mismos resultados: la intolerancia y la violencia.

19 comentarios:

BLUEKITTY dijo...

Tanta razón en lo que decís, todo eso se convierte en intolerancia y violencia. En la facultad, ahora no recuerdo en qué materia estábamos leyendo un texto y se nos dijo que el miedo a lo diferente mueve el sentimiento de fobias, discriminación, xwnofobia, etc, etc.

De ahí que la educación sea la llave hacia todo lo que nos rodea. Aprender que hay cosas más allá de nosotros mismos, que la verdad no la maneja nadie, que hay diferentes formas de ver la vida y que el otro puede enseñarnos a partir de lo que es nuevo para nosotros.

Ojalá algún día nos alegremos de la diversidad y saquemos sus frutos y no nos encerremos en una termo individual.

Caminante dijo...

Espero semanticamente no decir una tontería pero en psicología miedo implica ignorancia y odio implica prejuicio.

La diferencia seria falta de conocimiento o conocimiento sesgado.

El miedo implica agresión (considero intrusivo al estimulo por falta de conocimiento), el odio implica violencia (ataco al estimulo por conocimiento equivocado).


Agredimos por miedo, violentamos por que odiamos.

mariano skan dijo...

El video de la historia americana no podría estar más acertada. La clase dominante blanca yanky es realmente como lo pinta el dibujito. También es sabido que alimentar el odio entre los pueblos,por ejemplo: bosnios contra serbio o croatas o entre todos como un juego de combinatoria matemática, trae réditos ecómicos para la industria de la guerra.
La xenofobia es un tema amplio y por desgracia siempre actual.

saludos

A dijo...

Muchas gracias, Strika, hare llegar tu texto mi amiga.

Lo que comenta caminante me parece muy acertado, aunque la raiz sea la misma, 'el manejo' y hasta ciertpunto 'el origen' tienen diferencias.

Por otro lado, cmo se aplicaria el caso en qu; se le tiene miedo a los jdios por que ya fuiste victima de violencia fisica a manos de llos?

No es ignorancia, en este caso (que es el caso de mi amiga)y tampoc intlerancia (dado que ella es 'mitad judia') tanto que se ha relacionado con muchos y muchas a lo largo de su vida, de manera afectiva y voluntaria sin problemas de ningun tipo.

Nuevamente gracias Strika y Caminante

besos fobicos
A.

marichuy dijo...

Querida Strika

Jaja, qué buen video... aunque como epílogo hubiera estado bien agregarle: "y entonces llegaron un montón de mexicanos, a sustituir a los negros en las labores más duras y mal pagadas de la economía estadounidense"

Sobre el tema de miedo y odio. Creo que el miedo a lo desconocido o el desconocimiento del diferente, nos lleva, sin querer, a asumir actitudes intolerantes. No obstante, creo que no necesariamente un temeroso del otro, es un racista o xenofobo por si mismo. Siempre he pensado -de manera equivoca tal vez-, que hay personas que traen una especie de gen de facil desarrollo, que los lleva a odiar a otros, casi de la nada y por nada. Esas personas que uno ve sacar expresiones de odio y rechazo, desde muy dentro. En fin, tema complicado y polémico.

Besos chabacanos

PS Un día me explicas de dónde viene esta expresión, je.

Strika dijo...

Bluekitty: Estoy de acuerdo contigo que la educación es la clave para transmitir valores de tolerancia y de paz, que tanta falta nos hacen en este mundo.

Caminante: Me parece muy interesante lo que dices. Gracias. :)

Mariano: El video es un fragmento de "Bowling for Columbine", el documental de Michael Moore sobre el uso de armas y la violencia en las escuelas estadounidenses. Si no lo has visto, te lo recomiendo ampliamente.

A: Personalmente pienso que el haber sido víctima de alguien que pertenece a cierto grupo social no es razón para extender el miedo/rechazo a todo ese grupo social. Por más traumática que sea la experiencia, hay que separar entre el individuo y el grupo social. De lo contrario, entramos en el ámbito de los prejuicios de los que habla Caminante (hacerse una opinión general de un grupo a partir de la experiencia particular con unos cuantos tiene mucho que ver con las ideas preconcebidas). Ahora bien, si tu amiga que le teme a los judíos es judía, creo, en mi humilde opinión, que debería tratar el asunto en terapia ya que en el fondo parece hablar de un miedo de ella misma y de sus orígenes.

Querida Marichuy: No necesariamente toda persona temerosa del Otro, es xenófoba. Sin embargo, creo que como lo dices tú misma el miedo la lleva a asumir actitudes intolerantes. Por otro lado, pienso que el miedo es también el principal obstáculo para sentarse a dialogar y, sobre todo, a conocer al Otro. ¿De qué expresión hablas? ¿De la de chabacano?

Caminante dijo...

A, tu amiga no trae odio, trae rencor.

Me acorde de las discusión muy mexicana de no poder diferenciar entre "envidia" y "egoísmo".

e. r. dijo...

A veces pienso en un abrazo universal que una todas las razas y religiones de este planeta, pero cada día que pasa más me doy cuenta de que la gente no tiene ni un poquito de ganas de darse un abrazo así. Es muy triste la verda, mucho.
Saludos, strika

Koalbiter dijo...

Strika,
Me recordó una conversación que tuve con un amigo sociologo que debatiamos el termino antisemita, que tambien esta ligado al pueblo persa, entonces ser antisemita conlleva adversidad a los pueblos hebreos, arabes, pueblos del sudoeste de Asia y del norte de Africa.
El llegó a la conclusión de que el termino correcto podria ser antisionista, pero el termino no lo he encontrado en ningun diccionario, ¿Sabes si existe?.

Saludos,
Hugo

Harry Papaley dijo...

1. Genial el video
2. Creo que hay que diferenciar entre miedo y/o odio a personas de miedo y/o odio al resto de las cosas o seres vivientes. Por ejemplo yo odio a las moscas pero no les temo. Y le temo a cosas que no odio.
Respecto a personas, la relacion si es mas estrecha aunque no afirmaria que los 2 sentimientos estan invariablemente ligados.
3. En respuesta a Koalbiter: el sionismo es un movimiento social-politico que surgio en el siglo 19y que pretende que todos los judios del planeta se vayan a vivir a la tierra de Israel. Es importante recalcar que no todos los judios son sionistas -los hay pro sionistas, no sionistas e incluso anti sionistas sin que esto interfiera con su judaismo con todo lo que esto conlleva.
Por lo tanto el termino antisionista no equivale al termino antisemita y tampoco al termino que aca se discute, al cual quizas corresponda llamar "judeofobia", o sea miedo a los judios en general (y no solo a los sionistas entre ellos).

Strika dijo...

Caminante: Ja, ja, ja. ¡Nunca he entendido por qué tantos mexicanos confunden la envidia con el egoísmo!

E.R.: Yo creo que la gente sí tiene ganas de abrazarse, pero tiene miedo. Por eso es tan jodido el miedo...

Koalbiter y Harry: En efecto, antisionismo sólo puede referirse al que odia (o está en contra de) los sionistas, que no son todos los judíos del mundo (ni de Israel). Sobre la palabra que Harry menciona (judeofobia), es de hecho la que proponen como más adecuada algunos estudiosos como el sociólogo Gustavo Perednik (con quien tuve la suerte de tomar clases). Sin embargo, judeofobia no es solamente "miedo a los judíos", sino miedo/aversión/rechazo/odio a los judíos. Del mismo modo que un xenófobo o un homófobo no sólo le teme a los extranjeros o a los homosexuales, sino que los rechaza y la mayoría de las veces los odia. Judeofobia es, pues, el término adecuado que debe sustituir al de antisemitismo, tan errado por incluir a todos los pueblos semíticos (como bien señala Koalbiter).

Y todo esto me recuerda a un texto que me envió un amigo hace un par de meses y que creo que voy a reproducir en este blog.

A dijo...

Strika, gracias por responder, veras, mi amiga no fue victima de agresion individual, sino por el grupo social.

Ademas de (aunque no se si eso ella lo ha hecho consciente) que estuvo en una reunion de altos funcionarios en Israel mientras hablaban del 'problema' de alta natalidad de ninios palestinos comparado a la natalidad de ninios judios.

Por otra parte, no dudo que tambien tenga alguna cosa atorada en cuanto a su origen, y sin duda es algo que debe estar trabajando ya en terapia.

Y bueno, resumiendo entonces no hay una palabra especifica para ello cierto?

Caminante, me inclino mas a esa teoria tuya, quiza despus de el estres postraumatico y de las cosas que tuvo que vivir y ver y escuchar, siente no miedo, sino rencor.

Bueno, gracias nuevamente, Strika dejo aqui al final el comentario que ella me dio al hacerle llegar tu texto.



Besos habldos
A.
************
--No tengo prejuicio, y lo de ignorancia tampoco aplica, mas bien, creo que ahora los he conocido demasiado bien--

Ojaral dijo...

La discusión que se armó acá es casi tan buena como el post, la verdad. Yo creo que la fobia a un grupo social lo que hace es desnudar un prejuicio ideológico (no digo que sea el caso de la amiga de A, que parece bastante más complejo que esto). Pienso en mi país y en el discurso en torno a la inseguridad, por ejemplo, que sólo se traduce en el discurso público como un miedo a los sectores más pobres de la sociedad. Como si el delito fuera "comprensible" o "inofensivo" cuando es cometido por un miembro de la clase dominante y una "amenaza al conjunto de la sociedad" cuando el que lo comete es pobre y morocho (y en un caso es un desliz individual y en el otro una culpa colectiva). En seguida aparece la pena de muerte y los sueños inconfesos de exterminio en la mente afiebrada de las clases medias urbanas. Bueno, eso. Saludos admirados para todos.

Strika dijo...

A: No entiendo cómo alguien puede ser agredido por un grupo social. ¿Todos los judíos del mundo se pusieron de acuerdo para agredir a tu amiga?

Por otro lado, creo que estás mezclando cosas. Los altos funcionarios de Israel no son representantes de todos los judíos, quienes están repartidos geográficamente por todo el mundo y forman una comunidad de lo más diversa en puntos de vista tanto sobre la política, como sobre la religión misma.

En los próximos días voy a reproducir un texto que me envió un amigo, pues hace unas precisiones muy interesantes sobre el mal uso de algunas palabras relacionadas con el judaísmo, que vienen muy a cuento.

Ojaral: Desgraciadamente aquí sucede lo mismo. Desde hace más o menos un año, usando como pretexto varios casos de secuestro y asesinato que se mediatizaron, apareció el tema de la pena de muerte. Pero seguro Argentina no es tan surrealista como México, donde tenemos un "partido verde ecologista" que está haciendo campaña abierta en pro de la pena de muerte. ¡Hazme el favor! Como un amigo dice, ¡quizás están pensando en usar energía solar para la silla eléctrica!

Saludos

Miroslav Panciutti dijo...

Estoy tan de acuerdo con este post que poco puedo añadir. Quizá tan solo sugerir otro factor que juega en esos procesos piscológicos, tanto del miedo como del odio, en relación al Otro; me refiero a la generalización y etiquetación del grupo. El Otro así pasa de individuo a grupo y se califica negativamente. Ese prejuicio (sea miedo u odio) nos impide acercarnos a los diferentes y conocerlos. De otra parte, el mismo mecanismo funciona, en sentido contrario, para configurar no el Otro sino el Nosotros, otra generalización. Un amigo, muy ingeniosamente, decía que el Nosotros, cambiando sólo una vocal, se convierte en el más preciso No-A-Otros. Un beso

iL Hell Dogma dijo...

Que interesantes comentarios han hecho todos.

He aprendido mucho.,


Saludos

gamaliel dijo...

la razón por la cual en ocasiones las emociones humanas parecen traslaparse unas sobre otras, confundirse, mezclarse y demás, es que a final de cuentas, la mayoría no son mas que construcciones humanas.

Algunos psicologos humanistas manejan técnicas donde ante determinada situación "problematica" de alguno de sus clientes (o pacientes si se prefiere) comienzan a explorar niveles de la emoción que se manifiesta, y llegan a aparecer otras supuestas emociones, y uno se pone a pensar ¿de verdad se aparecen todas estas emociones juntas? La verdad es que todas estas supuestas sensaciones fueron aprendizajes sociales, uno se comporta o actua de determinada manera ante determinada situación porque aprendimos que ante ante tal o cual situación lo normal es comportarse así y a ese comportamiento es a lo que llamamos odio, o rencor, miedo, tristeza, etc.

Hay alguno estudios, que de momento no recuerdo con detalle, donde a unas personas se les administraba una sustancia que generaba cierto estado en las personas, estas personas reportaban que efectivamente sentían una especie de emoción, pero que no sabían como comportarse, ¿porque? pues porque no existía una referencia social o de aprendizaje que determinara el comportamiento a seguir ante esa emoción.

Saludos

Daniel Molina dijo...

Lo mio es miedo al odio, vamos, más terror por ser el que odia que por ser el odiado.
Y sin embargo, eme aquí, con el prejuicio (palabra imprecisa y enigmática) en la boca, luchando de a poco con lo que no me gusta de mi, que, pienso, es lo que puede llevarme a odiar al otro.

Natalia dijo...

Interesante. Pero, ¿no podríamos decir que semánticamente hablando ignorancia y prejuicio también son dos términos parecidos? Al fin y al cabo tanto la ignorancia como el prejuicio son a falta de conocimiento. Espero respuestas a ver si llegamos a algún lado