lunes, 13 de octubre de 2008

Un mal mayúsculo

En los comentarios de la entrada pasada, de cinco personas que escribieron la palabra sida, tres lo hicieron en mayúsculas, una en inglés (AIDS) y sólo una persona en minúsculas. Cuando hice mi tesis de maestría también observé que en la mayoría de los textos que conformaban mi corpus de análisis la palabra sida aparecía en mayúsculas.

Normalmente, los acrónimos, después de que han estado en uso por un tiempo, pierden los puntos y las mayúsculas y se introducen en el lenguaje como una palabra ordinaria. Algunos lexicólogos definen este tipo de palabras como siglónimos, es decir, aquellas siglas (o acrónimos) que se han lexicalizado, incorporándose a la lengua general como una palabra y sometiéndose a las reglas de ésta. Dos ejemplos conocidos son los de las palabras láser (que es un acrónimo de la expresión inglesa light amplificated by stimulated emission of radiation) y ovni (sigla de objeto volador no identificado).

En una primera fase, las siglas se escriben con mayúscula, recurso gráfico que las caracteriza, sin embargo, el resultado final de la lexicalización es la pérdida de las mayúsculas. Ejemplo: S.I.D.A. --> SIDA --> sida. Ciertamente, los puntos se eliminaron cuando el SIDA se volvió el nombre aceptado para la enfermedad y, aunque en español es cada vez más frecuente escribir sida en minúsculas, todavía hay muchísimas personas que lo siguen escribiendo como si no fuera una palabra ordinaria. Roberto Zavala, en un manual de redacción, observa que incluso hay quienes emplean las cursivas para escribir el nombre de la enfermedad y que lo mismo aparece Sida que SIDA, sida, sida... Él recomienda, sin embargo, escribir sida, como se ha hecho con otros acrónimos.

En inglés, por otro lado, no se ve para nada aids, y aunque en el inglés británico se ha abandonado de algún modo la forma de acrónimo, Aids mantiene la inicial como mayúscula, cosa rara en los nombres de las enfermedades.

Las motivaciones de los hablantes para seguir escribiendo el nombre de la enfermedad con mayúscula pueden ser muy variadas. En parte debe de ser por influencia de los medios escritos que, en su mayoría, lo siguen escribiendo con mayúscula. Pero no deja de ser curioso. ¿Por qué los hablantes se resisten a escribir con minúscula una palabra ordinaria que ya aparece así en el diccionario? ¿Será por qué se trata de un mal mayúsculo?

9 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Creo que es por lo que decís en el último párrafo. Sentimos que el sida debe ser SIDA.

Ojaral dijo...

La verdad no sabía que se podía escribir con minúsculas, siempre la vi escrita así, SIDA, y me llamaría la atención verla de otra manera. Tanto que inmediatamente pensaría que se trata de un error.
Uno no deja de aprender en este blog!
Saludos, che.

marichuy dijo...

"¿Por qué los hablantes se resisten a escribir con minúscula una palabra ordinaria que ya aparece así en el diccionario?"

Strika

Yo creo que por eso que tu mencionas: aún lo vemos como "un mal mayúsculo"; una enfermedad a la que se le teme, quizá más que al cáncer; un mal rodeado de muchos prejuicios.

Un beso

Beatrice dijo...

Quizas AIDS no se escribe "aids" porque "aids" es una palabra en sí, que tiene su propio significado.

BLUEKITTY dijo...

Concuerdo con vos en tu última línea. En cuanto a la palabra láser, me dejaste con la boca abierta. Nunca lo hubiese imaginado.

Enrique Morán dijo...

Hola Strika
Tienes muchísima razón en eso de que los acrónimos con el paso del tiempo pierden los puntos y las mayúsculas.
Yo trabajo en un medio de comunicación y recientemente se homologó que sida se escribiera así, con minúsculas. Entiendo que tiene muy poco tiempo que ya se aprobó sida como una palabra más de la lengua y no como acrónimo.
Lo mismo ocurre con otras palabras como bien mecionas.
Sólo me queda la duda del porqué no se ha hecho lo mismo con otras palabras similares, como el famoso ADN (ácido desoxirribonucleico) o DNA (en inglés), pues es más conocido por las siglas que por el nombre real.
Un abrazo

J dijo...

Si escribieramos como hablamos, entonces sida deberia estar en mini-minusculas...son palabras que apenas las suzurramos, las decimos quedito, como cáncer, tumor, holocausto... no se gritan (SIDA).

Berenize dijo...

A pesar de lo conservadora que es la sociedad en México, creo que cada vez se le da más lugar dentro del lenguaje a la palabra sida, precisamente por el impacto tan fuerte que significa por lo mismo creo que el uso de las mayúsculas es una buena estrategia para que le demos el debido respeto y precaucion a esta enfermedad.

Strika dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Respondo algunos individualmente:

Beatrice: Tienes razón. Quizás en inglés esa sea la explicación.

Enrique: Me imagino que las siglas ADN no se han lexicalizado porque no tienen una pronunciación silábica y, por lo tanto, no pueden ser una palabra ordinaria. Es decir, "adn" no sería una palabra correcta en español. Pero es sólo una suposición mía, tengo que corroborarlo.

J: Exacto. Tu comentario es muy interesante. Tiene que ver un poco con mi tema de tesis. Aunque, como mi corpus no contenía muestras orales, no pude observar eso que dices.

Berenize: Sí, yo creo que definitivamente el hecho de escribirlo en mayúsculas tiene un efecto. No creo que se trate de una estrategia ni de algo consciente, pero de alguna manera tiene un impacto.

Saludos a todos y como siempre gracias por visitarme.
:)