domingo, 8 de junio de 2008

Maestros rurales

Me topé con estas palabras de Anton Chéjov citadas por Maxim Gorki en el prólogo de El pabellón n° 6 y otros relatos de Chéjov. Esto se escribió en Rusia a principios del siglo xx. Cámbienle el nombre del país y la época, y díganme si no les suena conocido:
¡Si usted supiera cuánto necesita el campo ruso unos maestros buenos, inteligentes, instruidos! ¡Aquí, en Rusia, se le tendrían que dar unas ciertas condiciones especiales, y esto hay que hacerlo cuanto antes mejor, si es que entendemos que sin una formación amplia del pueblo el Estado se desmoronará como una casa levantada con ladrillos mal cocidos! El maestro debe ser un artista, debe estar ardientemente enamorado de su labor, y en nuestro país el maestro es un paria, un hombre mal instruido que va al campo a enseñar a los niños con la misma ilusión con que iría al destierro. Pasa hambre, se le maltrata, está asustado ante la posibilidad de perder su trozo de pan. (...) Es absurdo pagarle una miseria a la persona que está llamada a educar al pueblo -¿me entiende?-, ¡educar al pueblo! No se puede permitir que ese hombre ande en harapos, que tiemble de frío en las escuelas húmedas y desvencijadas, que se ahogue, se constipe, que a sus treinta años se haya ganado una laringitis, un reumatismo, una tuberculosis... ¡Esto nos avergüenza! (...) Es repugnante todo esto... como una humillante burla a una persona que hace un gran trabajo, terriblemente importante. ¿Sabe? Cuando veo a un maestro me siento incómodo ante él y, por su timidez y porque está mal vestido, me parece que también en algo yo soy culpable por ese estado lamentable del maestro... ¡en serio!
[Traducido del ruso por Ricardo San Vicente]
Esta entrada se la dedico a mi amiga Marcela, quien justamente hace una semana me hacía una reflexión similar.

9 comentarios:

José Luis dijo...

no me fije de donde ers pero te aseguro que en Chile es asi!
nada que decir aqui no se mueve nada!

Bar dijo...

Y como resa la frase aquí y en China al situación se repite or distintos motivos, no vayan a creer que tenemos un sindicato voraz y un gobierno estúpido, nooo, ¿como creen?

A dijo...

Y yo me acuerdo de tenejapa chiapas, comunidad sin drenaje (ni agua potable en forma, salvo el rio y los pozos)

En la escuela primaria no habia servicio sanitario, pero no causaba mucho problema, el rio estaba a un lado, lo interesante fue cuando el municipio puso letrinas, dos para maestros y cuatro para alumnos y no se sentian comodos usando letrinas, asi que seguian acudiendo al rio, alumnos Y MAESTROS. (si, normalistas)

Besos impactados
A

A dijo...

Los maestros cobraban por semana el dia viernes, asi que desde el jueves se iban a comitan y no habia clases jueves ni viernes, pero tampoco el lunes, por que ellos llegaban hasta el martes temprano.

Besos detallados
A

camila dijo...

nombre y con el clima de Rusia!

Jorge Breton dijo...

A veces para que un buen maestro, sea lo que se espera, hay que darle añoranza y esperanza, es una buena técnica y el pilón de confianza en si de que lo lograra, tal vez y así, se logre el resultado deseado.

Saludos y un beso.

atte. ºJorge Bretonº

strika dijo...

José Luis: soy de México, pero, como bien dice el buen Bar, en todos lados se cuecen habas.

A: Lo que dices en tu segundo comentario es más bien como para que los maestros se sientan incómodos y tengan vergüenza, ¡no nosotros ante ellos!

Y bueno, a todos, les mando besos y gracias por pasar por este cuartel. ;)

Koalbiter dijo...

Muy cierto, en la epoca de Villa como Gobernador de Chihuahua, los maestros tenian salarios superiores a los de los politicos, ahora la diferencia es tan abismal que resulta incoherente.
Rusia se parece a Mexico en muchos aspectos, Lenin tuvo un sucesor no apto como lo fue Stalin y en el caso de Mexico Juarez tuvo de sucesor a Díaz, despues de quitarle el poder por la fuerza militar a Lerdo de Tejada, como Stalin a Trotsky ó Napoleón que desterro a Snowball de granja animal... bueno, ya me salí por la tangente.
Aparte siempre ha habido un amplio interés entre dos culturas asi como Einsestein vino a parar a hacer ¡Viva Mexico!, y como al pueblo Ruso le gustan las telenovelas Mexicanas.
Saludos!

Jorge Mux dijo...

Es desconsolador saber que en toda América Latina es así.

Argentina no escapa de esa realidad.