viernes, 18 de julio de 2008

Fobias supersticiosas (III)

Si creían que ya había terminado con las fobias irracionales, aquí les va la mejor: la hexakosioihexekontahexafobia. También es el mejor de los trabalenguas.

Hexakosioihexekontahexafobia (del griego hexa^kosioi: seiscientos, hexekonta: sesenta, y hex: seis). Es el miedo persistente, irracional e injustificado al número 666.

El origen de esta fobia se remite a una interpretación de un verso bíblico (Apocalipsis 13:18), en el que se indica que el número 666 es el número de la Bestia, asociado al Anticristo. Según algunos académicos el número era en realidad un código para referirse al emperador romano Nerón. Otros señalan que es posible que haya habido un error en la traducción del verso y que el número era más bien el 616, al que han querido ver como un código para referirse al emperador Calígula.

En toco caso, gracias a Hollywood (o más bien, por su culpa ), la hexakosioihexekontahexafobia se ha popularizado incluso entre personas que no son cristianas. Quienes padecen de esta fobia evitan todo lo relacionado con el 666: números de vuelo o de autobuses, números de casa, edificio o calles, manos de póker que contengan un trío de seises, etc. Hay hexakosioihexekontahexafóbicos más graves que también evitan fracciones que tengan decimales de 666 como 2/3, 5/3, 8/3, 11/3. etc.

Entre los casos célebres de esta fobia se encuentran el de Ronald Reagan y su esposa, quienes al mudarse a su casa en el sector de Bel Air, Los Ángeles, cambiaron su dirección de 666 St. Cloud Road a 668. Otro caso conocido fue a finales de la década de los 90, cuando la compañía telefónica de Honduras cambió su numeración de seis a siete dígitos, y se le otorgó el prefijo 666 a la ciudad de El Progreso. Los habitantes de dicha ciudad se movilizaron e insistieron en que se les cambiara el prefijo maligno, hasta que lograron que se les otorgara el prefijo 668.

En Estados Unidos hay una carretera federal que conecta los estados de Nuevo México, Colorado y Utah, y que se llamaba Ruta 666. Por su asociación con el número de la bestia, así como el alto índice de accidentes que había en el tramo de Nuevo México, la gente estaba convencida de que la carretera estaba maldita y la bautizaron como la Carretera del Diablo (Devil’s Highway). El problema incrementó cuando la gente empezó a robarse los letreros y las señales de la carretera. Todo esto llevó a que en 2003 se renumerara la carretera como Ruta 491. Curiosamente, desde su renumeración, el índice de accidentes disminuyó (también se implementaron medidas de seguridad).

Foto de Troy Paiva

En el año 2006, algunas mujeres embarazadas expresaron su preocupación de parir el 6 de junio (06/06/06), ¡ya que podían dar a luz al mismísimo Anticristo! Muchos hexakosioihexekontahexafóbicos se temían lo peor para ese día pero, para su decepción, no ocurrió nada fuera de lo normal.

No cabe duda de que se necesita de todo para hacer un mundo.

7 comentarios:

so dijo...

neto? valgame dios! ahora si que ya la gente no sabe que inventar a tenerle mideo. jajjajajja
y lo que dices de blogylana y la suscripción a los comments, no le eches la culpa a wordpress, claro que se puede! lo que pasa es que yo no he hallado la forma de hacerlo en mi template. Lo lograré, lo prometo.

Lucio Armenio dijo...

Hola Strika, aquí te dejo una liga que seguramente te parecerá interesante.

Saludos.

http://www.christiantoday.com/article/very.religious.town.ditches.666.area.code/15875.htm

A dijo...

Estoy haciendo una base de datos para mi biblioteca, fue divertido que los libros de el exorcista, las brujas mayfair y mentiras fundamentales de la iglesia catolica, tienen ISBN con 666...

Solo me dio risa

Besos diabolicos
A.

Mónica dijo...

No cabe duda que entre más miedo le tengas a algo, más se te aparece. Y viceversa. Eso ha de haber ocurrido con la disminución de accidentes después del cambio de número de la ruta 666.
Buenísimos post. Y que gran cosa lo que comenta A.!!!
Un abrazo!

Strika dijo...

So: ¡Pues me avisas cuando lo logres!

Lucio: Muchas gracias por el link. Está buenísimo.

A: No te creo. ¿En serio? No sé si está de risa o si está de miedo, ja, ja, ja.

Mónica: Sí, me cae que lo que puede lograr el miedo y la mente humana. También hay que decir que esos paisajes del sur de Estados Unidos ya de por sí son bastante sórdidos, del estilo de No country for old men. Tú viviste por ahí, lo sabes mejor que yo... Así que si encima la carretera tiene un número diabólico, imáginate el debraye de la gente, ja, ja, ja.

Muchos saludos a todos.
Strika

A dijo...

Strika, si es en serio! de hecho pensaba escanearlos, nomas de puntada.

ya los veras

Besos maleficos
A.

Strika dijo...

Querida A: Bueno, pues espero esa entrada en tu blog con las fotos de los libros diabólicos.

Besos curiosos