martes, 29 de julio de 2008

Mítica edad

La vida es un viaje en paracaídas y no lo que tú quieres creer.
Vamos cayendo, cayendo de nuestro cenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo.
Adentro de ti mismo, fuera de ti mismo, caerás del cenit al nadir porque ése es tu destino, tu miserable destino. Y mientras de más alto caigas, más alto será el rebote, más larga tu duración en la memoria de la piedra.
Hemos saltado del vientre de nuestra madre o del borde de una estrella y vamos cayendo.

Hoy cumplo la edad de Altazor. Y la vida me ha regalado el descubrimiento de unas canas que aún no conocía, esta mañana mientras me peinaba frente al espejo.

Pero esto no es un quejido. Mejor les dejo unas nubes creadas a partir del Prefacio y del Canto VII de Altazor de Vicente Huidobro. Con este juguete, que otro bloguero me hizo descubrir hace poco, se pueden crear nubes de palabras a partir de cualquier texto. Las nubes hacen resaltar las palabras que aparecen con más frecuencia en el texto. Si le pican a las imágenes, las pueden ver más grandes.


Prefacio



Canto VII

11 comentarios:

Paola dijo...

Feliz Cumpleaños! Ya sé que con el tiempo estas dos palabras van cambiando de significado, pero espero que todavía queden residuos de algarabía de fiesta infantil.

Aurelio Asiain dijo...

¡La del canto VII es fantástica!

Gevalher dijo...

Feliz cumpleaños Strika!

Y please, no te dejes abatir por los años, ya sé que siempre nos aproximamos más al inevitable final (antes de dormir casi siempre pasan por mi cabeza pensamientos acerca de lo que será la experiencia de la muerte física), pero por lo mismo es el "viaje", lo más maravilloso que tenemos.

Interesante el nuevo sitio que propones, ya lo experimentaré luego me parece muy interesante.

Para mí un cumpleaños puede carecer de torta y todo lo que puedas imagunar, a excepción de la gelatina, el niño que todavía vive en mi siempre pide gelatina...

Strika dijo...

Paola y Gevalher: Gracias por sus felicitaciones. En realidad la edad no me importa mucho (creo que si me importara, la ocultaría como otras mujeres hacen, je, je). Y estoy totalmente de acuerdo con ustedes en que nunca hay que expulsar a ese niño que llevamos dentro. ;)

Aurelio: En efecto, es genial esa nube. :)

¡Saludos a los tres!

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

MUCHAS FELICIDADES STRIKA..!!

Sabes, hace dias yo cumpli una estratosférica cantidad de años y me siento mejor que nunca, SE por lo que leo de ti, que no eres de esas que lloran por un año mas, sino agradeces las experiencias aprendidas durante ese añoq ue ha pasado.

Por alli lei, que las canas, las estrías, las marcas que aparecen en nuestra piel, es símbolo de una vida intensa y bien vivida!!

Un abrazo muy afectuoso!!

Diana

Strika dijo...

¡Gracias mi querida Diana! ¿Osea que tú también eres Leo como yo? Con razón me caes bien, ja, ja.
Y pues felicidades también a ti.
Un abrazo,
Strika

Odara dijo...

¡Hola, Strika!

Llevaba un par de semanas sin pasarme por aquí porque he estado de viaje, pero ya he vuelto :) Por cierto, que tu libro me ha acompañado durante el viaje.

Con un poco de retraso: ¡felicidades! Y, claro que sí, concuerdo con Diana: cumplir años no es decaer, sino crecer, aprender. Así que ¡a seguir aprendiendo! :)

Un abrazo.

So dijo...

cumple cumple cumple!!! felicidades!!!!!!!

Enrique Morán dijo...

Estoy llegando
a la edad
en que la cruz
me quedará
a la perfección.
(Mientras tanto
voy a ir agujereándome
las manos y los pies)....

Esto lo escribí cuando cumplí los 33.
Saludos

Strika dijo...

So: ¡Gracias!

Enrique: Gracias por compartir el texto. Me gustó.

Odara: Gracias, y qué bueno que ya andes de vuelta. Prometo escribirte en la semana.

Un abrazo a todos

Mónica dijo...

Las buenas cosas, saben mejor con los años. Un buen vino, Bach, un poema como Altazor. Goza todos los años por venir! (Y buenísimas las nubes)