domingo, 3 de agosto de 2008

Sueño

Soñé que estaba en una ciudad extraña. No sé si era antigua o futura, más bien era atemporal. Tampoco sé qué estaba haciendo ahí. Al asomarme por la ventana del edificio donde me encontraba, veía que las calles se estaban angostando solas. El edificio que se hallaba enfrente se estaba acercando al mío, dejando cada vez menos espacio en la calle. Preguntaba qué diablos estaba sucediendo. Y entonces me decían que la ciudad tenía un sistema de autoprotección. Cada noche las calles se estrechaban automáticamente hasta desaparecer, de modo que nadie podía entrar ni escapar.

Según el DUE:

Angostar (del lat. «angustare»)
1 tr. e intr. Estrechar.
2 (ant.) tr. Angustiar.

6 comentarios:

Ojaral dijo...

Parece el sueño de un político reaccionario, y la pesadilla de un noctámbulo.
Saludos.

Enrique Morán dijo...

Existe una película llamada Dark City. Y tu sueño describe muy bien la trama de esa película.
No le dieron gran difusión, pero es a mi juicio una excelente cinta (previa a Matrix).
Checa las ligas.

http://mx.youtube.com/watch?v=LOHn2uzriBg

http://mx.youtube.com/watch?v=jSpowoKqSzc

Saludos

Strika dijo...

Ojaral: Así es. En realidad el título de esta entrada debió haber sido pesadilla, más que sueño.

Enrique: Yo ví esa película. Es de hace como diez años, ¿no? Aunque no me acuerdo que en la trama tuviera algo de mi sueño, ahora que lo mencionas mi pesadilla fue una especie de déjà-vu. Lo que yo recuerdo es un rollo de que les robaban los recuerdos. Concuerdo en que es una excelente cinta. Voy a ver si la puedo bajar de Internet para volver a verla.

Un saludo a los dos

So dijo...

ahhh eso me recuerda una pelicula en la que de noche cambiaba todo. n o me acuerdo del nombre. pero era como tu sueño, medio mafufo (digo, la pelicula)

Mónica dijo...

Tu sueño es un gran cuento de horror. ¿Me dejarías desarrollarlo? Ya sabes que me encantan las pesadillas!

Strika dijo...

So: Pues igual y es la misma película que Enrique menciona. Y no te preocupes, mi sueño también está mafufo, ja, ja.

Mónica: Claro que puedes desarrollarlo.

Besos