sábado, 9 de agosto de 2008

Fobias irreverentes

Ayer aprendí una nueva palabra: vexilología. Viene del latín vexillium, estandarte, y –logía. Es una disciplina joven que se ocupa del estudio de las banderas, estandartes y pendones. Originalmente la vexilología era una subdisciplina de la heráldica. Actualmente se le considera más como una rama de la semiótica.

El término fue acuñado en 1957 por el politólogo estadounidense Whitney Smith, y publicado por primera vez en la revista The Arab World, en octubre de 1958. Gracias a la gestión de la Sociedad Española de Vexilología, el término ya está aceptado por la Real Academia Española (aquí pueden ver su entrada). Un vexilólogo es el especialista en el estudio de las banderas, y un vexilógrafo aquel que se dedica a diseñarlas. La vexilofilia es la afición a coleccionar banderas e información sobre éstas, y supongo que al coleccionista podría llamársele vexilófilo.

Con base en todo esto, me parece legítimo acuñar el término vexilofobia, que sería "la aversión hacia las banderas y los estandartes". Una fobia que tenemos quienes somos antipatriotas, renegados e irreverentes.
Lo confieso: soy patriofóbica, y por tanto vexilofóbica.

13 comentarios:

El Diablo Des. dijo...

¿También te molestan las banderas náuticas o los estandartes de equipos (Fútbol) y sus banderas?

mariano sandokan dijo...

comparto tu fobia excepto, como dijo el anterior comentarista, los colores de una camiseta defútbol.

los chauvinistas se pueden ir al...

Strika dijo...

El fútbol no me gusta (y durante la Copa del Mundo, me parece una expresión burda de nacionalismo). Por ende, sus banderas también me molestan. En cuanto a las banderas náuticas, si bien no me provocan la misma aversión, tampoco me entusiasman...

jp dijo...

¿Y qué me dices de estas banderas?: limón + tequila + sangrita

:^)

So dijo...

a ver strika, cuentanos, de donde viene ese amor injundioso por las palabras?

Strika dijo...

JP: Ja, ja. O como los huevos a la mexicana, ¿no? ;)

So: Pues no lo sé, pero parece que soy "logófila", ja, ja. :)

Mónica dijo...

A mí también me encantan las palabras, pero el mío es de esos amores repentinos y fugaces, tengo tan mala memoria... !
Y también soy "vexilofóbica". Mi odio máximo: un estandarte de estudiantina . La excepción: la bandera de jp, limón-tequila-sangrita.
Salud!

Ojaral dijo...

Sin embargo, y a pesar de los discursos nacionalistas, existe algo medio fatal, algo parecido al nombre o a la herencia, que nos condena a ser eso que somos: mexicanos, argentinos, polacos o vietnamitas.
Saludos.

El Diablo Des. dijo...

Recibo una palabra del diccionario al día por medio de correo electrónico y no me la vas a creer, pero hoy que estaba limpiando la papelera vi que durante la semana pasada me llego esta misma palabra. ¡Qué cosas que pasan!

Koalbiter dijo...

Hola Strika,
Creo que el patriotismo es una enfermedad, como ser fanatico religioso. Pero no me considero Vexilofóbico, de hecho desde pequeño me han llamado la atencion los diseños variados de las banderas, pero lo que representan me tiene sin cuidado.

Saludos!

señor gama dijo...

hola strika
Creo que yo si podria considerarme patriota, pero no soy un chauvinista. Veo al patriotismo de distinta manera (por cierto, no creo que haya patriotismo mas estupido que el norteamericano). Me preocupa que las cosas mejoren en mi pais, porque aqui vivo, y por lo tanto procuro hacer las cosas lo mejor posible para que se pueda vivir mejor en mi pais para mi y la gente que quiero, eso es lo que yo creo que debe ser el patriotismo, no ese rasgarse las vestiduras por la defensa del honor y demas ideas puristas y bla bla bla, o las ideas que estan de moda en el futbol con eso de los nacionalizados. Si un extranjero nos ayuda a mejorar, bienvenido. Eso tambien es ser patriota. Espero haber sido claro
saludos

Enrique Morán dijo...

Comparto tu manera de pensar Señor Gama.
Saludos

Miroslav Panciutti dijo...

Me ha encantado la palabra y la adopto con entusiasmo; desde ya me proclamo vexilófobo. Gracias