domingo, 31 de agosto de 2008

The Great Debaters

The Great Debaters (2007), dirigida y protagonizada por Denzel Washington, es una película basada en la historia real de Melvin B. Tolson. Considerado uno de los mejores poetas afroamericanos, Tolson fue profesor durante los años treinta en el Wiley College, una pequeña universidad negra del sur de Texas. No eran tiempos fáciles para los negros del sur de Estados Unidos, ya que las leyes de Jim Crow estaban vigentes y la segregación racial estaba en su apogeo. En ese contexto, Tolson, interpretado por Washington, organiza con sus alumnos un grupo de debate que compite contra otras universidades de Texas y de otros estados. Entre los jóvenes que forman el grupo se encuentra James Farmer Jr., quien años más tarde se convertiría en uno de los líderes del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos. Creo que todavía no sale en el cine, pero vale la pena que la vean cuando salga o se topen con el DVD. A pesar de ser algo predecible, es una buena historia que inspira y rinde homenaje a los movimientos de lucha social. Por lo demás, está coprotagonizada por otro gran actor que es Forest Whitaker.

Además de recomendar la película, quiero comentar dos “cuestiones etimológicas” que se mencionan en la película. Por un lado, Tolson les dice a sus alumnos que la palabra “denigrar” viene del latín niger que significa negro, y que de ahí se originó denigrare, “poner negro”. Es cierto: denigrare se usaba en sentido literal como “poner negro” o “manchar”, y más tarde empezó a usarse en sentido figurado como “desacreditar” o “manchar la reputación de alguien”. El problema es que por la forma cómo lo dice y el contexto en el que lo hace, el personaje interpretado por Washington insinúa que se trata de un término ofensivo. Dado el carácter popular del cine, los espectadores pueden hacerse una idea falsa y ver injurias donde no las hay. A ver si a los partidarios de la corrección política no se les ocurre condenar y censurar la palabra.

Por otro lado, Tolson les dice a sus alumnos que la palabra “linchar” (lynch) viene de Willie Lynch, un propietario de esclavos de las Indias Occidentales. Según él, Lynch fue invitado a Virginia por algunos dueños de esclavos para que les enseñara sus métodos para controlar a sus esclavos. Los métodos de Lynch eran muy simples, pero diabólicos: mantener al esclavo físicamente fuerte, pero psicológicamente débil y dependiente de su amo. Esta versión del origen de la palabra “linchar” está basada en un texto que apareció en Internet en 1993 y que supuestamente es el discurso que Willie Lynch dio en Virginia. Sin embargo, hace varios años se demostró que tanto el discurso como la historia era un bulo. Así que no solamente la mención es un anacronismo de la película (el texto del discurso apareció en los años noventa), sino que además contribuye a difundir un mito lingüístico.

Aunque existen muchas teorías acerca del origen de “linchar”, todo parece indicar que la palabra sí viene de un apellido. Una de las versiones más aceptadas es que proviene del Capitán William Lynch (1742-1820) de Virginia, quien dirigió un comité de vigilancia para mantener el orden durante la Guerra de Independencia. Otras fuentes señalan que el término proviene de Charles Lynch (1736-96), un magistrado también de Virginia que persiguió y encarceló tories (partidarios de los británicos) en su distrito. En todo caso, el término está asociado a la “Ley de Lynch” (1811) y se refiere a cualquier tipo de procedimiento sumario por el cual la multitud puede aprehender a un criminal, juzgarlo, condenarlo y ejecutarlo en el acto.

16 comentarios:

Molly Bloom dijo...

Para tenerla en cuenta entonces, sobre todo si la peli incluye al genial Forest Whitaker. Es fascinante la etimología.
Saludos!

señor gama dijo...

Nunca me hubiera imaginado de donde viene la palabra linchar, que interesante
saludos

señor gama dijo...

Strika, me surgio una duda...¿como es que la palabra linchar, que esta en español, tiene su origen en un apellido ingles...?

El Diablo Des. dijo...

A mi honestamente me decepcionó el origen de linchar.

Strika dijo...

Señor Gama: La palabra española "linchar" no tiene su origen en un apellido inglés, sino en la palabra inglesa "to lynch". Y "to lynch" tiene origen en el apellido. La adaptación de términos extranjeros es muy común en todas las lenguas. De hecho, "to lynch" se adaptó en un sinnúmero de lenguas. En español se dice linchar, en francés lyncher, en alemán lynchen, en italiano linciare, y seguramente en otras lenguas se usan términos similares.

Molly: Sí, Whitaker es un actorazo.

Diablo: Pues ¿qué le vamos a hacer?

Buena semana

jp dijo...

Con respecto a "denigrar": a mi parecer es quererle buscar tres pies al gato. Está claro que la palabra "negro" por lo general tiene connotaciones negativas (la misma RAE lo confirma), pero eso no significa que se refiera al color de la piel de una persona. En todo caso, podríamos decir que las palabras "blanqueo" o "trata de blancas" también es ofensiva para los de raza blanca.

Ojaral dijo...

Leer tus entradas es una aventura textual emocionante. Debiéramos hacer una vaquita entre todos para compensarte el esfuerzo que te tomás y la inteligencia desplegada.
Saludos agradecidos.

Ganima dijo...

Queridisima Strika.-


El día Domingo fui al Zoológico Metropolitano de Santiago de Chile y me encontré con unos hermosos gatitos...

A tu correo te mando una fotografía que tomé como un obsequio especial para ti.

muchos cariños te envía mi Piriguín

Ganima

Mónica dijo...

Siempre nos alumbras o nos picas la curiosidad. Nos haces observar el lenguaje (y otras curiosidades) de un modo distinto. Por eso uno se vuelve fan.
Un abrazo (Y a ver si ahora si nos vemos)

MARICHUY dijo...

Strika

Pues a ver si sale en cine, o aunque sea en DVD región 4 -los improtados son muuuy caros.

Curiosidad, como a Diblo, me causó el origen de la palabra linchar..

Saludos

Molly Bloom dijo...

Sí, el caso de Whitaker es el típico síndrome "actor secundario que la rompe", del estilo Philip Seymour Hoffman que se pasó haciendo papelitos por izquierda hasta que le llegó Truman Capote. Y se rumorea que va a darle el cuerpo al Ignatius Reilly, el protagonista de La conjura de los necios...se me hace agua la boca.
Saludos!

Vegetable Man dijo...

la veré

Strika dijo...

JP: Exacto. Ese es mi punto. Decir que denigrar es ofensivo es buscarle tres pies al gato. Todo un estudio de caso para la tripodología felina ;)

Ojaral y Mónica: Para mí es emocionante recibir comentarios como los suyos. Muchas gracias. Me estimula a seguir con este blog. (Y Mónica: sí, a ver si ahora sí nos vemos este finde).

Ganima: Gracias por la muestra de cariño. Me conmueve.

Marichuy: Puedes bajar la película de Internet, como hice yo. De hecho, como hago con casi todo el cine que veo. Ja, ja.

Molly: Philip Seymour Hoffman, otro gran actor. Tienes razón en lo del síndrome aquel. Me gusta el concepto.

Vegetable Man: Gracias por pasar.

SoL LuNaR dijo...

luz

Setu dijo...

Para el Señor Gama,
Lynch no es nada inglés, pero irlandés. Viene de la comarca de Galway, donde se puede escribir O Loingsigh. Un antepasado del Che fue un rebelde irlandés llamado Lynch...

Strika dijo...

Setu: Es cierto, y de hecho existe otro mito lingüístico sobre la palabra "linchar" relacionado con algo que sucedió en Galway, Irlanda. Según la tradición popular, el alcalde de Galway, James Lynch Stephen, mandó ahorcar a su propio hijo por asesinato en 1493. Algunos irlandeses vieron que el incidente coincidía con el significado de la palabra y quisieron ver en esa historia la etimología de "linchar". Pero hoy se sabe que eso es imposible porque la palabra no empezó a usarse hasta el siglo xix.