domingo, 20 de abril de 2008

Citizen Kane y Pedro Páramo

"La figura de plutócrata moribundo no es exclusiva de Welles ni de Rulfo. Tanto Kane como Páramo se ajustan a firmes modelos arquetípicos y presentan similitudes con muchas figuras literarias que han surgido antes y después de ellos. Pero más allá del ámbito arquetípico, estas obras maestras del cine y la literatura muestran notables semejanzas temáticas y estructurales. ¿Podría haber sido Citizen Kane, consciente o inconscientemente, una de las semillas que llevaron a Rulfo a escribir Pedro Páramo? Algo que resulta claro es que, debido al interés de Rulfo por el cine, lógicamente habría visto la obra maestra de Kane cuando se estrenó en 1941, ya fuera en la ciudad de México o en Guadalajara. En segundo lugar, en 1941 Rulfo se encontraba en plena actividad artística y es de particular importancia el hecho de que el autor fijara consistentemente la génesis de su novela entre 1939 y 1945. Quizá el más sólido argumento que entre las fuentes de inspiración de Rulfo para escribir Pedro Páramo se debe incluir Citizen Kane puede hallarse en el sorprendente parecido entre Susan Alexander y Susana San Juan. ¿Es el personaje de Rulfo en particular y su novela en general una manera de quitarse el sombrero en homenaje a Orson Welles? Sin una confesión directa de Rulfo, el origen de Susana, al igual que el de la novela en sí, permanece a final de cuentas poco claro. Parece evidente, empero, que la obra maestra de Rulfo guarda una relación importante e innegable con la opera prima de un artista cuya creatividad y experimentación él igualaría en 1955 con la publicación de Pedro Páramo".
Weatherford, Douglas J. (2006). "Citizen Kane y Pedro Páramo: un análisis comparativo", en Víctor Jiménez, Alberto Vital, Jorge Zepeda (coords.). Tríptico para Juan Rulfo: Poesía, fotografía, crítica. México: Editorial RM


4 comentarios:

Enrique Morán dijo...

¿Inspiración o vil plagio?
No quiero sonar tan duro, pero es muy común este tipo de situaciones entre escritores o cineastas.
Espero que no me quieran quemar en leña verde, pero incluso García Márquez vio influenciada toda su obra por Ernest Hemingway.
Márquez tuvo la humildad de reconocerlo, pues cuando se conocieron, él era un escritor principante.

strika dijo...

Entiendo a lo que te refieres, pero en el caso de Pedro Páramo yo no hablaría de plagio porque no lo es... El libro simplemente tiene ecos de de la película de Welles. Después de todo, la historia de la literatura está llena de estas inesperadas conexiones intertextuales.

Por otro lado, hay muchos autores (escritores o cineastas) que hacen homenajes a sus autores preferidos en su obra. Un ejemplo es Quentin Tarantino. Hay mucha gente que considera plagio lo que él hace, pero yo no estoy muy segura de que lo sea, pues él mismo reconoce que le rinde homenaje a los cineastas que admira.

En fin, es un tema polémico. Eso que ni que.
Gracias por pasar ;)

Bar dijo...

Este ehhh, Perros de Reserva si es un plagio, un plagio chingón, pero un plagio...

strika dijo...

Yo nunca he visto esa peli de City on fire. ¿Realmente Rservoir Dogs es un plagio al 100%? Sé que es la misma idea del policía infiltrado y que la escena final es idéntica. Tendría que verla para opinar... En todo caso, insisto, es un tema polémico.