sábado, 13 de septiembre de 2008

Green go home!

Hoy se conmemora en México el día de los Niños Héroes, seis cadetes militares que murieron defendiendo el castillo de Chapultepec durante la invasión estadounidense en 1847. Mucha gente ha querido ver en esa guerra el origen del adjetivo gringo que los mexicanos, y los latinoamericanos en general, usamos para referirnos a los naturales de Estados Unidos. Sin embargo, todas las versiones que existen acerca del origen del gentilicio no son más que mitos lingüísticos. Hoy es un buen día para aclararlo.

Como suele ocurrir con la etimología popular, existen diversas leyendas que se mezclan entre sí: por lo general, hay dos o tres tramas que intercambian la fecha, los protagonistas o el escenario. Una de las leyendas señala que durante la guerra de 1846-48, a los soldados estadounidenses les gustaba mucho cantar una canción, basada en un poema de Robert Burns muy popular en aquella época, cuyo estribillo decía: “Green grow the rushes, O” (en versiones alternativas el estribillo es “Green grow the lilacs”). Según esta teoría, los mexicanos, hartos de escuchar una y otra vez la misma canción, empezaron a llamar a los estadounidenses “green grows”, expresión que eventualmente se convirtió en gringos. En una variante de la leyenda, no eran los yanquis quienes cantaban la canción, sino los voluntarios irlandeses en el ejército de Bolívar, treinta años antes.

La segunda teoría es que el adjetivo viene de las palabras inglesas “Green go”. Para esta leyenda existen tantas versiones como personas las cuenten. Una de ellas señala que en la Batalla de Álamo, en 1836, los mexicanos les gritaban “green go!” (verdes, ¡váyanse!) a los soldados estadounidenses que vestían con un uniforme verde. A veces el Green no corresponde al color del uniforme de los soldados, sino al apellido de un general estadounidense. También hay variantes en las que el escenario no es la Guerra México-Estados Unidos, sino las compañías bananeras de Centroamérica o las compañías petroleras de México, y Green es el apellido de un capataz déspota al que le gritaban “Green Go Home!” (Green, ¡vuelve a casa!).

En otra versión de esta segunda teoría, los batallones de Estados Unidos se identificaban mediante colores (verde, azul, rojo, etc.). En el campo de batalla el comandante del batallón verde gritaba “Green go!” para exigirles a sus soldados que avanzaran. Los mexicanos imitaron burlonamente el grito del comandante y empezaron a llamar gringos a sus enemigos.

En su Curso de lexicología, Luis Fernando Lara relata otra leyenda: la palabra gringo nació durante la invasión estadounidense de 1847, porque los soldados animaban a sus caballos a comer el pasto verde diciéndoles: ¡green go! (como si un caballo necesitara que lo animaran a comer).

Como verán existen cientos de versiones, y quizás alguno de ustedes conoce otra (en ese caso, me encantaría leerla). Pero --desafortunadamente para quienes les encantan esas historias-- ninguna es cierta. Corominas demuestra que gringo ya se usaba en el sur de España desde el siglo xviii para denominar a los extranjeros, como modificación fonológica de griego, pues “hablarle a uno en griego” quería decir “hablarle en una lengua incomprensible” (como hoy decimos “hablarle a uno en chino”). Por eso en Argentina se llama así a los extranjeros y, en México, se ha especializado para los estadounidenses.

19 comentarios:

Caminante dijo...

A mi nunca me intereso saber el origen de gringo pero suponia que su origen estaba en España, ya que en un capitulo de "Cuentame como paso" al referirse a los franceses lo hacen diciendoles gringos.

Para completar mi comment les dejo la pregunta de la trivia del día de hoy ¿que villano de la historia participo en la defensa del Castillo de Chapultepec (o sea pudo haber trascendido de manera bonita en la historia si se hubiera dejado matar a tiempo)?

Mike dijo...

Me es difícil creer que la palabra que usamos en los estados de la frontera para referirse a los estadounidenses no sea de por estas tierras, pero bueno, tendré que investigar más al respecto y gracias por el tema muy "Ad Hoc".

Gabriel dijo...

Strika, buenísimo tu blog. Tengo ya tiempo de leer los posts tan interesantes que escribes y me parecen muy entretenidos y con datos de primera, pero apenas ahora me animé a dejar un comentario. El del esperanto y sus hablantes nativos, por ejemplo, se me hizo apasionante. En fin, te comento que te he agregado a mi blogroll y te invito a darte una vuelta cuando quieras a mi sitio www.meave.org
Saludos, G.

jp dijo...

Yo creo que eso de que viene de España es otra creencia más, y en realidad me parece que es muy difícil encontrar el verdadero origen de la palabra.
En España, la palabra gringo también se utiliza para los americanos. En cambio, hay otras palabras como guiri que se utiliza para los extranjeros de raza blanca, sobre todo europeos. En cuanto a los franceses, yo nunca he escuchado que en España les digan gringos, más bien les dicen gabachos, que en México también usamos para los gringos.

Por cierto, te dejo este link a un artículo que han publicado hoy en El País. Es de Almudena Grandes y tiene tintes muy felinos: El ratón y el pajarito

Saludos!

Ojaral dijo...

En Argentina se le dice gringo no sólo a los extranjeros sino a cualquier rubio, incluyendo a los descendientes de la inmigración. La "pampa gringa", por ejemplo, es la región colonizada desde fines del siglo XIX por inmigrantes europeos (suizos, italianos, alemanes, españoles, rusos, judíos o franceses) que se convirtieron en pequeños propietarios y chacareros, y hoy se sigue llamando gringos a sus descendientes.
Yo sí creo en la etimología de Strika. Me parece más confiable que las otras.
Saludos.

Arcángel Mirón dijo...

Igual, como argentina que soy, aclaro que eso de "gringo" se usaba antes. O sea usa, pero entre gente de generaciones anteriores. Fijate que tengo 25 años y creía que los "gringos" eran los ingleses.

:)

Ojaral dijo...

No sé dónde habrá estado el arcángel mirón los últimos meses, porque con el tema de la soja y la queja de los latifundistas hubo abundancia de gringadas (la clase media porteña lagrimeaba conmovida ante la imagen de los gringos rubios y pelirrojos de Entre Ríos y Santa Fe bloqueando rutas, véase sino el espantoso blog gorila La lectora provisoria y las argumentaciones étnicas de Quintín)
Perdón, Strika, por esta argentinada, pero no me gusta que me traten de viejo, che.
Saludos.

Strika dijo...

Caminante: Por la época y por la edad, diré Porfirio Díaz. Pero seguramente estoy diciendo una tontería. La verdad es que no se me ocurre ningún otro villano que tuviera edad para ello en 1847.

Mike y J.P.: Por eso dije en mi entrada que la verdadera etimología puede ser decepcionante para quienes les encantan las historias más curiosas. Pero quien dijo que su origen viene de griego fue Corominas en su Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico que es un punto de referencia obligado en la etimología de la lengua española. Lo que dices, J.P., que en España se les llama guiris a los extranjeros, es cierto. Pero es cierto en la actualidad y eso no significa que en el siglo xviii y xix se usara gringo para llamar a los extranjeros en general. Ah, y gracias por el texto.

Ojaral: Ustedes llaman gringos a quienes nosotros llamamos "güeros" o "güeritos" (rubios, blancos, caucásicos, europeos, etc.). Sin embargo, el concepto de la "güerez" es todo un tema, ya que cada vez está más relacionado con la posición socioeconómica que con el color de piel. Y por la argentinada, no te preocupes. Lo malo es que no entendí bien de qué hablabas. Si no me entero bien de lo que pasa en México, menos en otras partes. Quizás Arcángel esté igual de desconectada que yo. :P

Arcángel: Me parece curioso que pienses que los gringos son los ingleses y no los gringos. Ja, ja. Es broma, pero para los mexicanos (y supongo que es lo que ocurre con los que están reacios a aceptar la etimología) ese gentilicio está tan asociado con nuestros vecinos del norte...

Gabriel: Gracias por pasar y bienvenido. :) Me daré una vuelta por tu blog. De hecho, ya lo estuve "hojeando" y se ve interesante. Pero lo veré con detenimiento cuando tenga más tiempo.

A todos, como siempre, gracias por la visita.
:)

El Diablo Des. dijo...

Para mi los gringos siempre han sido los estadounidenses. Viví mucho tiempo en la frontera mexicana del norte y aún se les llama así. Yo tenía entendido que era por su vestimenta que les decían green go.

Arcángel Mirón dijo...

Lo que quise decir es que nadie de mi generación y de mi zona (Lanús, Buenos Aires) utiliza la palabra "gringo". No lo traté de viejo, señor Ojaral, no se me ofenda!!

:)

Un abrazo, Strika.

la gata curiosa dijo...

Una peuqeñísima aclaración, es verdad que en Argentina (y América del sur en general) no se utiliza la palabra "gringo" para denominar al estadounidense sino a los extranjeros en general, pero también es cierto que este término aplica a extranjeros que hablan otro idioma para ser más exactos, ya que jamás se usa ese apelativo para referirse a un peruano, a un mexicano, ni siquiera un brasileño ya que se considera al portugués un idioma casi hermano (aunque sabemos que hay miles de diferencias)

bueno, chau, un saludito strika

pat

la gata curiosa dijo...

Perdón, recién ahora leo los demás comentarios y veo (casi con dolor) al arcángel mirón y al igual que ojaral me siento una anciana, por usar esa palabra, que muchos amigos y amigas usan hoy en día (y aclaro de muchísimos de ellos son menores a 25!!! creo que es más una cuestión de grupos sociales o algo por el estilo.

Gracias Ojaral por la argentinada, como argentina viviendo lejos de casa me vienen muy bien todos estos datos para mantenerme menos afuera de todo, besos a todos

pat

Harry Papaley dijo...

justo lei un libro (La isla de la pasion, de Laura Restrepo) donde en ocasiones, algunos de los mexicanos se refieren a un aleman habitante de la isla llamandolo gringo. Excelente libro por cierto.

Anónimo dijo...

A lo que se refería Ojaral y arcángel tengo algo para acotar.
En la esquima de mi casa hay un almacén llamado Gringo y lo atiende, obviamente, el gringo Chuafeau, pelo claro ojos como el agua de una piscina.
acá en la zona de Argentina donde moro, río Negro, al sur del Colorado, se llama gringos a las personas cuyas características describió Ojaral.
La tv, los libros de McCarthy, la película de Puenzo, entre otros, nos han dado otra acepción de la palabra gringo.

saludos.
Mariano

Gevalher dijo...

Querida Strika:

Al respecto decirte que en Bolivia, si bien la palabra en su acepción más común es la de "norteamericano", con el correr del tiempo y del uso se ha ampliado hacia cualquier persona extranjera, siempre y cuando tenga el color de tez blanco. Así que caen en la categoría argentinos, europeos, y los del norte. Sería bastante raro que lo usen para referirse a los peruanos o chilenos por ejemplo, o incluso a personas de raza negra.

Recuerdo que en la visita de Koffi Annan a Bolivia, ciertos radicales izquierdo indigenistas le criticaron diciéndole que era un negrito que pensaba y hablaba como "gringo" (Oppps! acabo de usar el diminutivo en negro)

Strika dijo...

Pat: Lo que dices tiene mucho sentido, porque la expresión "hablarle a uno en griego" se usa para quienes hablan una lengua extranjera. Así que es muy probable que en Argentina se use más en el sentido original. Aunque, como dice Mariano, la acepción está cambiando por la influencia externa.

Harry: Gracias por la recomendación literaria. Y sí, aunque gringo sea yanqui para nosotros, hay veces que se generaliza. Ahora que me acuerdo a mi marido, que es francés, le llegaron a decir gringo en alguna ocasión, lo cual, por cierto, a él no le cayó en gracia. ;)

Gevalher: Gracias por tu aportación. No cabe duda de que en cada país es diferente, pues eso viene a contradecir lo que decía Pat (de que se trata de extranjeros que no hablan español). Pero claro, también la composición étnica de Argentina es muy diferente a la de Bolivia.

Caminante dijo...

Respuesta; Miguel Miramón

Strika dijo...

Caminante: Gracias por el dato. No se me ocurrió que podía ser Miramón. Y sí, si se hubiera dejado matar a tiempo habría pasado a la historia como héroe en vez de morir como cobarde en el Cerro de las Campanas.

Por cierto, no estaba tan alejada con lo de Porfirio Díaz. Después de contestar a tu trivia, investigué un poquito y leí que al producirse la Intervención Estadounidense, varios alumnos del seminario de Oaxaca le solicitaron al gobernador del Estado su ingreso al ejército nacional. Porfirio Díaz estaba en ese grupo, y los cadetes fueron asignados al Batallón de San Clemente. Sin embargo, poco después, la guerra terminó y los estudiantes no pudieron ir a pelear.

Caminante dijo...

Esos personajes del xix me parece que estaban en todo.